Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Lunes, 19 de septiembre de 2016

Sánchez a por otro resultado histórico

Guardar en Mis Noticias.

El declive político y electoral del PSOE no encuentra suelo, soporte que le permita pensar en remontar. Sencillamente no deja de perder electores en cada elección.

Tras el resultado del 20-D, el resultado, catastrófico, el peor de la democracia, fue sin embargo algo mejor de lo que se esperaba. Y el secretario general del PSOE pronunció la palabra "histórico". El grupo parlamentario se vio reducido a 90 escaños. En las últimas elecciones se volvieron a perder medio millón de votos y cinco escaños.

 

El próximo domingo, los vaticinios sitúan al PSOE como tercera fuerza en Galicia, detrás de En Marea. Y en Euskadi promete perder hasta la mitad de los escaños que tenía.

 

¿Qué hará Pedro Sánchez la noche del domingo?

 

No está en las combinaciones que pueda dimitir. No se adivina que discurso puede pronunciar ante una debacle que sobre todo, más allá de la literalidad de los resultados, evidencia una crisis profunda del socialismo español que además atraviesa la peor fractura interna de su historia.

 

Hablar de refundación no sería un exceso. Pero en ninguna ocasión el actual secretario general ha hecho alusión a la grave situación del partido en todos los órdenes.

 

Las espadas están desenvainadas y se ha roto absolutamente el diálogo entre Sánchez y su guardia pretoriana con los líderes territoriales y con los presidentes autonómicos. Los análisis más realistas hablan de la necesidad de una gestora que se haga cargo del partido y que abra un proceso de cuasi refundación, revisando los códigos internos, la apertura del partido a la sociedad, la revisión de la forma de tomar decisiones en las comunidades autónomas y una dirección que tenga autoridad para unificar el partido.

 

Ninguna de estas necesidades está en las intenciones de Pedro Sánchez. La pregunta fundamental que está sin contestar es ¿cuántos más resultados históricos necesita el PSOE para que el secretario general se de cuenta del declive que conduce al PSOE a la irrelevancia.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress