Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Miércoles, 14 de septiembre de 2016

¿Podemos esperar a marzo?

Guardar en Mis Noticias.

La incertidumbre política, lo venimos contando hace ya meses, no es que vaya a pasar factura a la economía española es que ya lo está haciendo. No sólo, como ya contamos aquí el domingo, los indicadores adelantados lo están dejando claro, es que cada vez son más voces las que se suman a esa tesis.

Hace unos días eran la agencia de calificación Moody's y el servicio de estudios del BBVA los que en sus estudios dejaban claro los riesgos de la incertidumbre política. El banco español ya incluso le ha puesto cifras: siete décimas de PIB y 200.000 empleos menos el año que viene. En las últimas horas se ha sumado una voz más que autorizada. Manuel Pizarro, actual consejero de El Corte Inglés, lo ha dejado muy claro. En su opinión, el parón político y de reformas económicas que está suponiendo el bloqueo político y por supuesto la incertidumbre de si finalmente habrá unas terceras elecciones o un gobierno del PSOE con populistas e independentistas está frenando muchas oportunidades de inversión. Para el que fuera presidente de Endesa, y que ya en 2008 en el famoso debate con Pedro Solbes dejó claro que España entraba en crisis, en una recesión de caballo, las consecuencias de que España lleve un año sin gobierno y por tanto sin tomar decisiones estratégicas ni hacer reformas, va a tener un coste importante que ya estamos empezando a ver.

 

De hecho, la confianza de los consumidores, los precios de la deuda, la prima de riesgo, la venta de vehículos industriales, la compraventa de pisos, el consumo de cemento y otras variables de la economía dan ya señales de ralentización. Es cierto que aún las cifras macro de la economía como el crecimiento y el empleo aún se comportan de manera satisfactoria. Pero, muchos, especialmente los que están bloqueando la situación, no valoran que España con un gobierno reformista y más concernido con el cumplimiento del déficit podría estar creciendo unas décimas más y creando más empleo. 

 

Parece mentira que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, a la sazón economista, no esté viendo esta realidad y se empeñe en torpedear la formación de un gobierno o lo que es peor la celebración de unas terceras elecciones. Comicios que, por cierto, a tenor de las encuestas, no dan ningún rédito al PSOE y sí al PP que podría pasar de los 140 escaños. Ahora parece que hay que esperar a los resultados de las elecciones vascas y gallegas el 25 de septiembre. Vamos a ver si para entonces hay algún cambio o se empeñan en que con suerte no tengamos gobierno hasta marzo próximo.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress