Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Sábado, 16 de abril de 2016
Edición especial en el Centenario de la Muerte de Josefina Manresa .

Recuerdos de la Viuda de Miguel Hernández

Guardar en Mis Noticias.

Recuerdos de la viuda de Miguel Hernández, el libro que escribió la viuda del poeta alicantino, se reedita en una edición especial por cuarta vez cuando Josefina Manresa hubiera cumplido los 100 años.

[Img #47134]Por Chema Rubio.- Las celebraciones se están llevando a cabo por todo el territorio español, partiendo de Andalucía donde nació, la Comunidad Valenciana, donde murió, y Madrid, que tanta importancia tuvo en la vida de Miguel Hernández.

 

Josefina Manresa Marhuenda guardo celosamente de propios y extraños el legado de su esposo Miguel Hernández y escribió los recuerdos para acallar muchas voces no autorizadas, y algunas otras insultantes sin argumento. Desde la primera edición publicada en 1980 por Ediciones de la Torre hasta hoy, fecha en que la que se edita esta publicación especial,  han pasado los años, se ha escrito muchísimo, pero hay libros que son la base de todo lo que se publica, y de este tomo del que hablamos, podemos decir que es un archivo incuestionable por si solo como nos comenta Lucía Izquierdo, nuera del poeta oriolano. 

 

Mucho se ha tomado de estas memorias, o ha servido como punto de partida para seguir  investigando a  raíz de este libro que oralmente le contaba Josefina a su hermano Manolo. Incluso la excelente biografía que escribió José Luis Ferris le debe mucho, por no decir todo, nos dice Izquierdo. Fiel guardiana de la vida y obra del hombre que fue Miguel Hernández, Josefina dejó de vivir para ella, por velar los recuerdos que la hicieron feliz con Miguel. La muerte de su padre guardia civil por una bala perdida del bando republicano, vino a complicar las cosas, ya de por sí desgraciadas.

 

Pocos privilegios tuvo la viuda del poeta alicantino, y madre huérfana de su primer hijo, como no fuera la concesión de un estanco, sin mercadería  y sin dinero para poder abrirlo por aquellos días, ni con la  ayuda de los familiares y amigos, que era poco,  ni con la aportación de Vicente Aleixandre con 3.500 pesetas, se pudo sumar la cantidad necesaria para abrir el local de venta de tabacos y timbre.

 

Lucía Izquierdo viuda de Manuel Miguel, quién murió con 43 años, y era el segundo hijo de Josefina y Miguel, nos cuenta que Manuel siempre sufrió las calamidades de la pobreza, pero que su máximo pesar fue morir sin llegar a ver cómo se iba agrandando la figura de su padre en todo el mundo como ahora. 

 

Izquierdo también habló de cómo Josefina tuvo una amarga vida como madre, y cómo vio morir a su primer hijo con tan solo 11 meses; pero tanta adversidad  no pudo con ella y la convirtió en una gran mujer incansable, en una luchadora tenaz, y sobre todo con un amor propio sin límites cuando se trataba de salvaguardar la memoria de los suyos, y sobre todo la de Miguel Hernández, primer y único amor desde sus juveniles 17 años.     

 

MUSA

    

Bajo el título 'Josefina Manresa, la musa comprometida', apareció el artículo publicado por Joan Pamies en el diario Informaciones, donde comenta su visión en torno a cómo percibió la humanidad de Josefina, sus recuerdos, sus deseos y también cómo vivió las frustraciones que experimentó el poeta. Según Pamies, "al lado de nuestro universal escritor estuvo una gran mujer, fiel y comprometida, que demostró con el esfuerzo de toda una vida su celo en la defensa de la memoria de su marido, aquella clásica frase: "Al lado de un gran hombre hay una extraordinaria mujer". Joan Pamies López  amigo y asesor de Josefina, durante muchos años, compartió la divulgación de la vida y obra del poeta oriolano, a través de algunas editoriales. Y nos habla de una en especial,  Zero-Zyx, donde se publicaron las obras completas de Miguel Hernández por primera vez, junto a Luis Montes, Oriol, o Francisco Esteve. Por su parte el experto hernandiano, el escritor Ramón Palmeral, nos dice que “Miguel Hernández es un ejemplo de superación personal, que con esfuerzo y fe en sí mismo llegó desde la nada a ser un poeta universal reconocido en todo el mundo. Y esto, saliendo de un corral de cabras, es prácticamente imposible, una proeza humana”.

 

EL MUSEO MIGUEL HERNANDEZ

 

Entre los objetos que pueden verse en este museo, se hallan las cartas del poeta a su esposa, y muchas otras que envió a escritores de la Generación del 27 y Premios Nobel como Vicente Aleixandre, Pablo Neruda, Juan Ramón Jiménez, y el polémico y genial Federico García Lorca.

 

Integran el legado manuscritos como el del “Cancionero y Romancero de Ausencias”, de “Dos cuentos para Manolillo”, de poemas como “El niño yuntero”, “Tus cartas son un vino”.

 

También encontramos su máquina de escribir Underwood, el carrito de madera que el poeta fabricó con sus manos en la cárcel como regalo para su hijo Manolillo y donde fueron escondidos dos cuentos.

 

La lechera de metal en la que Josefina Manresa le llevaba caldo y sustancia de arroz a la prisión de Alicante. Objetos personales como la maleta con la que Miguel Hernández viajó a Madrid en 1931 para descubrir un nuevo mundo personal y literario, cuando Madrid era uno de los focos más importantes de la Europa de los años 30.

 

Los registros del archivo se van catalogando, y ampliando con nuevas adquisición hasta llegar actualmente a unos 5.405.000. Objetos, poemas y libros, que con tanto empeño y eficacia guardó Josefina Manresa durante décadas, pasando alguna que otra calamidad económica, antes que malvenderlo a quienes se interesaron por razones espurias. “Este libro son las memorias de Miguel pero a la vez lo son de Josefina, y ninguno de los dos se comprende sin el otro. Un libro necesario para entender en plenitud al tantas veces maestro de poetas y maestro de la vida, para los jóvenes. Miguel  Hernández es un poeta descomunal e irrepetible, que tuvo una vida intensa, con una infancia dura, un padre machista e insensible a la afición de su hijo por la poesía, y el estallido de una guerra, que le dio la fama mientras le quitaba la vida.

 

HOMENAJES

 

En el Museo Zabaleta-Miguel Hernández en Quesada, Jaén, se realizó una de las primeras actividades conmemorativas del centenario, la conferencia impartida por el profesor Joan Pamies  "Josefina Manresa, la musa comprometida". Y el viernes 16 de abril, el mismo Pamies, junto a Lucia Izquierdo, el actor Juan Díaz,  y el cantaor Manuel Gerena, harían de Madrid una fiesta hernandiana, en el Foro. Ribera de Curtidores, 37. 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress