Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Domingo, 20 de marzo de 2016

Esos héroes

Guardar en Mis Noticias.

Héroes son aquellos que lo son sin saberlo, sin tomar alcance o noticia de ello. Héroes son los que dan su vida por los demás; y hay muchas maneras de darla, incluso darla sin perderla totalmente.

Es un héroe el que dona sangre, o el que trabaja como voluntario en cualquier proyecto social. Es un héroe el que enseña al que no sabe y corrige al que se equivoca. Es un héroe el que cede un riñón para que otro viva. Es un héroe quien adopta y da un hogar a un niño que, olvidado, no tendría futuro.

 

Los verdaderos héroes ni buscan la fama, ni entienden de política. Solo se sienten llamados a ayudar a los demás porque sí, en un momento dado. Por su firme y consolidada creencia en el amor, ese pilar inmaterial cuyo punto de apoyo puede mover el mundo.

 

De los mayores héroes, y nunca reconocidos, son los que trabajan en las misiones. Como la Madre Carlota, mercedaria, que vive en Angola y da de comer a quinientos niños y niñas enfermos de SIDA. Una sola comida al día, porque los escasos fondos no permiten más.

 

Es una heroína Anja Ringgren, danesa, que en Nigeria encontró a Hope, un niño de dos años, vagando por las calles. Estaba desnudo, desnutrido y comido por los parásitos. El pequeño se alimentaba entre las basuras. Su estigma: haber nacido brujo. La condena: el abandono. Doy gracias a Dios de que, en mi cultura, se haya superado la cruel superstición en beneficio de una doctrina de misericordia y caridad.

 

Es una heroína la pequeña Yaya, una niña china de tres años que cuida de su madre en un hospital de Henan. Yaya y su madre sufrieron un grave accidente de tráfico, en el que murieron sus abuelos. La madre, con múltiples fracturas y sin familiares cercanos, ha sido atendida por la niña. Yaya la limpia, la vacía la cuña y la alimenta.

 

Fue un héroe Álvaro Iglesias Sánchez, que con veinte años salvó de las llamas a tres vecinos, en Carranza 7 (Madrid), el 6 de abril de 1982. Estaba en una cafetería próxima con un amigo. Oyó los gritos de socorro y sin dudarlo, entró varias veces en el edificio para sacar a esas personas. Una placa recuerda su gesta en el lugar de los hechos.

 

Fue una heroína Marie Curie, quemándose sus manos depurando la pechblenda y conduciendo una ambulancia, con su rudimentario equipo de rayos, durante la Gran Guerra.

 

Ha sido un héroe el pequeño Tyler J. Doohan, de ocho años, que ayudó a salir de una caravana incendiada a seis familiares, dos niños menores que él entre ellos. Pero cuando quiso rescatar a su abuelo y a su tío discapacitado, fue rodeado por el humo y el fuego y pereció en el intento. Ocurrió en Penfield (Nueva York).

 

Es un héroe Samuel J. Esther, el niño hindú de trece años, enfermo de polio, que en una cabaña de paja, sin móvil ni tabletas, ni televisión, ni radio, ni Internet, entretiene a sus hermanos con la magia eterna de los cuentos, de las narraciones legendarias: “Es la historia de un poeta pobre que necesita ayuda, y la única persona que le puede ayudar es el rey; y decide escribirle una carta en verso, un poema magnífico. Y el rey se queda tan subyugado por lo que lee, que recompensa al poeta nombrándole guardián de la lengua tamil.”

 

Son héroes todos esos niños que, a diario, recorren kilómetros para llegar a su escuela y recibir una enseñanza. Una enseñanza, porque la educación, lo que hay que tener para ser hombres y mujeres de bien, la reciben ya en sus casas, de sus humildes padres, que sueñan un porvenir mejor para sus hijos.

 

Así pues, son héroes todos los padres y madres que luchan por la vida, pero también por crear personas con valores, jóvenes que hagan de este mundo un hogar acogedor para vivir.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress