Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Sábado, 19 de marzo de 2016

SnchZ, loco por la música

Guardar en Mis Noticias.

Dice un amigo mío que Pedro Sánchez –que si lo asesorara Pepiño sería presentado con las siglas de SnchZ o tal vez SZ a secas–, está loco por la música. Se refiere a las ganas que se le ven de ser presidente a toda costa. Como si fuera digno del como sea, que dijo una vez el escondido ZP. Se le ve en la cara. Tanto que va de viaje en viaje buscando el grial del poder, Portugal, Grecia, Valencia, Cataluña,… ¿Por qué no va a Alemania o a Francia y les cuenta su ideal, cómo gobernar con 90 diputados y una tropa?

[Img #46314]O sea no, como sea, sí. Quiere ser primer ministro, premier, como le susurraba a Tsipras, como a los caballos, aunque sean salvajes. Mas a Alexis Tsipras, que declinó meterse en esta camisa de once varas de cogobernar en España, lo que le interesa ahora es devolver a los miles de refugiados a Turquía, y también como sea (¿acaso no se lo preguntó eso Sánchez?). El Tsipras de Syriza, el supuesto espejo de Podemos, haciendo real politik, recortando las pensiones y devolviendo inmigrantes sirios, tal que mucha promesa y mucho cuento hasta que se puso a intentar gobernar el caos. Pero ¿acaso SnchZ quiere ser más de izquierdas que Tsipras?

 

Lo que vemos pues son sólo intereses personales, porque los públicos, los intereses del común, se pueden cambiar, igual que los cromos, según con quién esté mendigando el apoyo para ser llegar a ser el boss, como sea. Si pacta con C’s, hace un programa electoral, si lo hace con Podemos, otro. Quiere dialogar con todos, dice, sin vetos, pero como el lenguaje se deforma, el diálogo no incluye al PP y el veto sí incluye a los populares.

 

Un día se sienta con Ciudadanos y promete ser presidente del cambio, progresista y reformista. Otro día pide el apoyo a Podemos y promete ser presidente del cambio, progresista y reformista. Ora, pide el apoyo de ERC y promete lo mismo. Luego, con Puigdemont, y no sabemos qué ofrece a Cataluña, pero sí que él lo que quiere es ser el primer ministro, quizá tratando también como premier y de homólogo al president catalán independentista.

 

No queda ahí la cosa y se va a medrar con Tsipras, el que ha dado la vuelta a la política griega como un calcetín, y le pide que si puede hacer de celestino con Pablo, claro que éste le pide que traicione a Albert.

 

¿Y qué hacen mientras los socialdemócratas europeos en Francia y Alemania? Lo contrario de lo que busca SnchZ, controlar el déficit y evitar la ruina del gasto desbocado. Eso no parece importarle, porque lo que le atrae ahora es esa dulce música celestial de ser el próximo inquilino del cielo de la Moncloa, claro que no se sabe si tendría que habilitar el cuarto de invitados todos los días. En estas que el tiempo sigue pasando y esa música presidencial sigue sonando, aunque la toque con el desatino de Asuracenturix.  

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress