Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Lunes, 9 de noviembre de 2015
bloquea la infección de células por el virus

Científicos madrileños diseñan una 'superbola' de azúcar contra el ébola

Guardar en Mis Noticias.

Un equipo multidisciplinar liderado por investigadores del Instituto de Investigación del Hospital 12 de Octubre i+12, Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Universidad Complutense de Madrid e Instituto Madrileño de Estudios Avanzados de Nanociencia ha creado una macropartícula recubierta de azúcar capaz de impedir la infección de las células por el virus del ébola.

[Img #42406]La investigación aparece publicada en el último número de la revista 'Nature Chemistry'. Las conclusiones del estudio, que ha contado también con la participación de las universidades de Estrasburgo en Francia y de Namur en Bélgica, demuestran que esta macromolécula es capaz de bloquear el acceso del ébola a través de la molécula receptora DC-SIGN, localizada en las células dendríticas, responsables del inicio de la respuesta inmunitaria.


   Estas células son las primeras en reconocer la entrada de agentes extraños, como por ejemplo los virus y son las encargadas de fagocitarlos y destruirlos. Sin embargo, "el virus del ébola puede alterar su funcionamiento habitual y, en lugar de ser un mecanismo de bloqueo, convertirlo en una puerta libre de acceso en las células, consiguiendo infectarlas y después diseminarse por el organismo", ha explicado el investigador del i+12 Rafael Delgado.


   Delgado ha destacado que su grupo ya caracterizó en 2002 el receptor DC-SIGN en células dentríticas como una vía de entrada del Virus del Ébola en el organismo y ha detallado que "para estos estudios se ha utilizado un modelo seguro de este virus, ya que no puede replicarse, pero permite explorar todo su comportamiento de selección celular e infección".


   Esta gran bola de azúcar se ha construido a partir de una molécula de carbono, el fullereno C60. Su estructura tridimensional, semejante a un balón de fútbol, ha permitido conectar mediante enlaces químicos hasta doce unidades más de este elemento.


   "El resultado es una superestructura globular recubierta de manosa, el mismo tipo de azúcar que tiene el Ébola en su superficie", ha agregado el investigador del CSIC en el Instituto de Investigaciones Químicas en Sevilla, Javier Rojo.


   Los científicos del Servicio de Microbiología del Hospital 12 de Octubre han demostrado en estudios in vitro que esta macromolécula de diseño tiene "una extraordinaria actividad antiviral" que se encuentra en el rango nano-molar, es decir, que el compuesto se podría diluir mil millones de veces en un medio líquido y sería capaz de mantener la eficacia del bloqueo del receptor para evitar la entrada del virus en las células.


   Los resultados ponen de relieve el potencial de estas nuevas macromoléculas diseñadas en el laboratorio para proteger frente a las infecciones. Al mismo tiempo se abre la puerta al desarrollo de nuevas estrategias para la creación y preparación de sistemas que permitirán combatir la infección por patógenos, frente a los que las terapias actuales no son efectivas o simplemente no existen, como es el caso del ébola.

 

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress